Tu escaparate es tu carta de presentación. Tanto si tu negocio está abierto, como si está cerrado, dependiendo de lo llamativo que sea, atraerá más o menos clientes. 

Piénsalo…¿Cuántas veces te ha llamado la atención un escaparate y unos días después has acudido a ese comercio solo por ese motivo? 

Pues es hora de ponerlo en práctica en tu local ¡Te contamos cómo!

¿Cómo hacer un escaparate llamativo? 

Lo primero que debes hacer a la hora de decorar tu escaparate es acopio de creatividad. Diferénciate de los demás…busca la mejor manera de hacerlo. Eso llamará la atención de los transeúntes.

Sabemos que de primeras puede resultar difícil, pero solo es cuestión de dar rienda suelta a la imaginación. Te dejamos algunas ideas:

  • Coloca los productos tal y como los colaría cualquier persona en su casa. Por ejemplo: ¿Elementos de decoración? Pon estanterías en tu escaparate y distribúyelos tal y como lo harías en tu hogar.
  • Deja de lado el horror vacui. No recargues tu escaparate. Deja espacios de “aire” para que la vista del consumidor se fije en lo que realmente tiene que llamar su atención.
  • Que ningún elemento desentone. Es decir, si tu escaparate gira en torno a elementos de decoración, no incluyas nada fuera del sector que pueda distraer la atención, como por ejemplo envases de comida o prendas de ropa. Solo conseguirás crear confusión en el posible cliente. 

Cuatro elementos visuales para llamar la atención en tu escaparate 

Y teniendo en cuenta el punto anterior, pasamos a enumerarte esos elementos que ayudarán a llamar la atención de tu escaparate en detrimento de los demás:

  • Iluminación: Procura que la luz nunca sea directa a quienes estén observando el escaparate. Siempre lateral. Utiliza colores cálidos para aportar sensación de tranquilidad y sobriedad. Sin embargo, si tu público objetivo es joven, es mejor que optes por iluminación en colores fluor, con toques de blanco puro o azul.
  • El producto primero: No te pierdas en los detalles. Es un error muy común a la hora de decorar escaparates. ¿Qué es lo que realmente quieres vender? Dale importancia a ese producto en concreto. Como te comentábamos antes, no distraigas la atención con elementos que nada tengan que ver con el producto.
  • Novedad: No dejes la misma decoración de escaparate durante meses. Por mucho que te guste, quienes pasen por delante de tu negocio a diario se cansarán de verlo. Un escaparate tiene que ofrecer diversidad de productos y de este modo indicas que dentro de tu tienda hay mucho más.
  • Valor: Cartelería explicativa, colores de marca, logos…Todo suma. Aporta esa información extra que el cliente necesita para entrar con las ideas claras a tu negocio.

Seis ideas para crear escaparates llamativos que estimulen :

Y después de todo lo que te hemos contado ¿Hay algo más que pueda estimular al posible cliente para entrar en tu negocio y realizar una compra? ¡Sí! Aquí te dejamos algunas ideas originales que llamarán la atención por encima de tus competidores directos.

¡Toma nota!

  • Escaparate digital: Porque las nuevas tecnologías están en alza y una pantalla en tu escaparate mostrando cada x segundos distintas imágenes de varios de tus productos, llamará mucho la atención. Y, sobre todo, si en esas imágenes los productos se muestran en situaciones cotidianas… ¡Es hora de hacer un shooting!
 
  • Escaparate minimalista: Un fondo con el color corporativo de tu marca o del producto en cuestión. Y un solo producto con iluminación acorde. No te quepa duda, llamará mucho la atención.
  escaparates llamativos minimalista      
  • Historias para todos: ¿Por qué no contar una historia a través de tu escaparate? Un antes y un después, un salón soñado y conseguido…¡Pon a trabajar a tu imaginación
  • Escaparate interactivo: Incluye un QR grande y fácil de digitalizar que lleve a una landing page con todos los productos de la gama que en ese momento estás exponiendo o…incluso ¡A tu web, con todos los productos que tienes a la venta!
  • Épocas especiales: Navidad, Halloween…Aquí sí que tienes que ser uno más, porque el público así lo espera. Aunque tienes que conseguir una originalidad extra. ¿Qué te parece un escaparate con fondo totalmente negro para la noche de Halloween y una llamada a la acción en texto pequeño y con fondo blanco?
  • Escaparate conceptual: Un solo producto…o ninguno. Con dibujos en grandes dimensiones que muestren lo que vendes. O palabras sueltas escritas a mano en un mural. Desde luego, no dejará indiferente a nadie.

Tras todo lo expuesto en este artículo, habrás llegado a la conclusión de que los escaparates llamativos se llevan la medalla de oro en ventas ¿cierto? Tan real como la vida misma.

Eso sí, recuerda que los productos que expongas en tu escaparate o los que tengas en tu local para ofrecer a aquellos clientes que entren derivados  del escaparate, han de cumplir las expectativas del consumidor. Así que, opta siempre por la calidad de tus productos. Nosotros te podemos ayudar en esto.

 

¿Hablamos?